Un verdadero príncipe enano

En Cuba yo fui un príncipe enano, a pesar de mi discapacidad, disfruté de una infancia plena, pero esta historia puede ser la de cualquier niño en esta bella isla, porque para mi gobierno no hay nada más importante que sus niños y jóvenes.  

Desde que nacen reciben todos los cuidados, incluso en el primer año de vida son de obligatorio cumplimiento, para este pueblo sus niños son sagrados. ¿En qué país del mundo su presidente o vicepresidente se sienta con su infancia a ver lo que les preocupa? Esto amigos nada más pasa en Cuba.

A la infancia en Cuba no le hace falta un día,  porque todos los días en las escuelas o en los círculos infantiles se les dedica a ellos. Oh mi Cuba gracias por permitirme haber sido un niño feliz,  de no ser así hoy no estuviera en la universidad. El futuro de Cuba está  garantizado, porque crecemos como verdaderos príncipes enanos.

Feliz día de la infancia y ojalá un día todos los niños del mundo compartan estos privilegios.

Jorgito por Cuba

Anuncios

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, me gradué con Título de Oro la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el junio 1, 2012 en Mi columna de opinión y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Un verdadero príncipe enano.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: