Pasión germinadora de virtudes humanas

Cuando aquel día, en que Gerardo y Adriana grabaron sus iniciales en el tronco de un framboyán casi sin vida, como muestra del amor eterno, no imaginaron que la vida les pondría tal prueba, más de trece años conformándose solo con  oírse por teléfono.

Quién diría que aquella muchacha, estudiante de Química  que cautivó en una parada, al entonces alumno del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, hoy es la mujer de aquel propio joven convertido en un héroe, en una figura de la lucha contra el terrorismo en el mundo.

Hoy 15 de julio esta pareja de eternos enamorados cumple 24 años de matrimonio, lo triste del caso radica en que mientras muchos matrimonios hacen hasta lo imposible por pasar este día, de tantos significados, juntos; Gerardo y Adriana pasarán otro año separados por miles de kilómetros.

Lo cierto es que el odio imperial se ha descargado sobre Gerardo Hernández, en sus hombros pesa una condena de dos cadenas perpetuas más 15 años en prisión, pero su carácter es rebelde y le ha permitido resistir todo tipo de penas extrajudiciales que tienen como objetivo: hacerlo claudicar.

Pero lo que no conocen los señores del imperio es que por sus venas corre sangre mambisa y rebelde, una fusión que permite elevar su espíritu de resistencia.

Por ello cuando habla con su amada Adriana, siempre está presente la confianza en la victoria y el humor característico de los cubanos.

Cuando el héroe cubano imagina que su esposa derramará lagrimas al otro lado del teléfono, lanza por el auricular un chiste de la talla de que este fin de semana no pudo salir a la calle, porque en los Estados Unidos, el transporte está muy malo, de esta manera logra que Adriana suelte una carcajada.

Es difícil escuchar a Adriana cuando habla que muchas veces se pregunta qué hacer con la canastilla que tiene completa desde meses antes de casarse.

Pero es doblemente difícil leer como cuando ellos jugaban dominó o cualquier otro juego, la apuesta era que quien ganara le pondría el nombre a la criatura que tendrían, desgraciadamente la vida le ha impedido al ganador de este juego, tener a quien ponerle el nombre pensado.

El tiempo pasa y ese sí que no perdona, Adriana ya tiene 42 años y cada día que pasa pone en peligro un sueño de 24 años de edad: tener hijos.

Gerardo es de los cinco el que menos posibilidades legales tiene en el sistema judicial norteamericano, acusado y sancionado por delitos que nunca cometió, ser cubano fue suficiente para que un jurado parcializado con la extrema derecha miamense, lo encontrara culpable.

Adriana y Gerardo solo han podido vivir juntos cuatro años, de los 24 que llevan de matrimonio, porque el héroe ha puesto primero los intereses de la patria por encima de los suyos.

Al igual que lo hiciera en su momento el Mayor General Ignacio Agramonte, cuando ante el llamado de la patria tuvo que dejar atrás sueños y amores con su esposa  Amalia para ir a los campos y pelear por Cuba, los Ignacios de estos tiempos son los Cinco; y sus esposas son las Amalias del siglo XXI.

Ojalá el año que viene podamos tener como  tema el rencuentro de una pareja que a pesar de amarse mucho, han tenido que vivir, por largo tiempo separados, por una única razón: ser dignos y patriotas.

Hay algo muy poco conocido, aquel tronco casi muerto, después de que fuera acariciado por tan singular pareja, recobró su vida y hoy es muestra de un amor capaz, de superar la más cruel separación, de sanar males y de triunfar.

Anuncios

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, me gradué con Título de Oro la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el julio 15, 2012 en Cinco Héroes Cubanos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Amigos este post es una versión de un servicio especial que redacté para la AIN.

A %d blogueros les gusta esto: