El Periodismo en que vivo

rev6

El modo de hacer el periodismo en Cuba es un tema muy discutido tanto dentro de la isla, como fuera de nuestro contexto. Lo cierto es que hoy parte de lo que estamos escribiendo se aleja mucho de lo que quiere oír la gente en la calle. A nuestra disposición están los métodos para saber las diferencias entre la agenda mediática y la pública y si los conocemos entonces por qué no los aplicamos.

No aplicar los estudios de agenda, no hacer un periodismo verdaderamente objetivo, apegado a la verdad, hace que un segmento del público pierda interés en lo dicho. Incluso algunos extremistas dicen irónicamente que: leen el periódico y se llenan la barriga. ¿Por qué, entre otros factores, se están dando estas opiniones?Estamos haciendo un periodismo de cumplimiento de planes, el tan criticado “señorito triunfalismo” hay que acabar de separarlo de nuestras filas, de lo contrario perderemos la credibilidad de nuestros medios. Otro fenómeno es la cantidad de aristas que brindamos del hecho publicado, por solo poner un ejemplo Telesur cuando aborda un tema te da la opinión de todas las partes implicadas.

Durante años evitamos comentarios negativos sobre nuestra realidad porque se consideraba era “darle armas al enemigo”. Con este pretexto las fuentes aún siguen negando la información, o ponen trabas, requieren niveles de autorizo innecesarios que sin lugar a dudas entorpecen el trabajo de la prensa. De allí la necesidad de implementar una ley de prensa, que vaya más allá de las orientaciones del buró político sobre el tema.

No todo el mundo es Thalia González o Wilmer Rodríguez, pero ojalá, por el bien de la prensa revolucionaria en Cuba, este método de trabajo se generalice, así estaríamos mucho más cerca del verdadero papel que debe jugar la prensa en nuestra sociedad y harían falta menos procesos penales.

¿Por qué juzgar a los periodistas de mayor edad o a los reorientados y tildarlos de atrasados y en algunos casos de cosas perores? Es verdad: lo nuevo niega lo viejo, pero toma lo positivo.  Ellos tienen el mérito de haber llevado el periodismo cubano a planos estelares.

No podemos darnos el lujo de crear o mejor dicho ver un conflicto de generaciones donde debe haber complementariedad. Estoy seguro que a los periodistas viejos, a lo mejor pudiera faltarle técnica, pero jamás utilizarían un adjetivo donde no va. Claro también estoy consciente de que hace falta dinamismo en nuestros medios y en eso los especialistas somos los jóvenes.

La prensa cubana tiene un reto, hablar más de adentro, de la vida actual del cubano, de sus problemas, con una visión crítica, claro sin morder. Todo a su justo medio.

Otro tema es que hemos hecho común trabajar por campañas, me explico mejor con varios ejemplos, el primero: las ilegalidades, las teníamos a la vista, sin embargo tuvo que hablar Raúl Castro del tema para que le declaráramos la guerra. Ahora casi todos los espacios combaten las indisciplinas sociales y en muchos casos sobresaturan al público.

Así mismo pasa con temas tan sensibles como la Campaña de Solidaridad con los Cinco, en septiembre sobresaturamos de materiales periodísticos al respecto, luego nos olvidamos de que existen. Eso sucede también con el Bloqueo cada vez que se acercan las votaciones en la ONU, en esta fecha es que nos ponemos a divulgar los daños que este causa, y el resto del año es como si no afectara.

A pesar de estas deficiencias las personas confían en nuestros medios, pero debemos resolver algo, no decimos todo lo que podemos decir. Esto en un mundo tan globalizado es fatal y por su puesto poco a poco vamos perdiendo terreno, y este es ocupado por quienes no quieren nada bueno y se basan en el engaño.

La prensa cubana tiene que abrir sus horizontes, salir a buscar la noticia, hace unos años no teníamos competencia, hoy está Telesur junto a nosotros y el público compara, la mayoría de las veces desgraciadamente no tiene en cuenta la diferencia abismal  de recursos, pero cuando compara en calidad, en dinamismo, en objetividad no hay justificaciones que valgan.

Para que la prensa salga adelante solo hay que interpretar el llamado de la dirección del país y que los dirigentes intermedios también lo hagan para que no pongan tantos obstáculos al trabajo periodístico, juntos podemos llegar a las exigencias de nuestro pueblo y hacer el periodismo que hace rato le debemos.

Anuncios

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, me gradué con Título de Oro la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el octubre 14, 2013 en Catarsis, Mi columna de opinión, Misceláneas y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: