A un año del sueño de los Toros

Era la tarde del viernes 25 de enero, por esas casualidades de la vida hace un año exactamente hoy, en aquella oficina, a pesar de que habían cuatro personas más, solo hablaban dos, dos amantes del béisbol, dos guajiros, uno de Mamantuabo y el otro de Palmira. Tapia y Borroto soñaban como echar a andar la pasión por esas casde muchos camagüeyanos, su equipo de pelota, porque pese a los malos resultados, la gente nunca perdió la esperanza. Luego de cuatro horas de conversación, de sueños y de realidades, era un hecho el regreso de El Jerarca.

Como viejo lobo, Borroto fue a buscar la ciencia, no podía ser en otro lugar que en la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Camagüey. José Ignacio, Luciano y otro grupo de doctores comenzaban a concretar lo que hasta ese momento eran ideas. Luego de varias semanas de preparación las paredes del bar Panorama, en el Hotel Puerto Príncipe, fueron testigos de como se realizó la integración de Los Toros, decisiones valientes, mover posiciones y atletas ya establecidos por años a la larga no faltaron.

Era el comienzo de la historia de estos nuevos Toros, los muchachos que acercaron al Coloso del Casino a gente que no tenía idea de lo que era un juego de pelota. Gente que veía a cientos gritando al mismo tiempo, y no tenía ni la menor idea de lo que se vivía allí, que no tenia la menor idea de quien era cada cual, ni que significaba cada letra de la pizarra mecánica del Cándido, pero decía Camagüey Campeón.

Y es que este equipo lo hemos visto llegar allí, crecer. No nos apuramos, esperamos; no trajimos a nadie de otra provincia, formamos talento; no alardeamos, fuimos juego a juego, hasta que los sin nombres, los que nunca habían clasificado para la postemporada, los, según algunos, decepcionantes, se metieron en la discusión del título de Cuba. No llegaron allí de casualidad, fue el resultado de ser el equipo más estable de la contienda. Porque ganaron los juegos que tenían que ganar, porque fueron barridos y se levantaron, porque cuando alguno bajaba en su rendimiento, el otro asumía el rol de líder.

Aprendí que los peloteros no son máquinas. Son seres humanos que practican un deporte, que sufren cada error o ponche. A nadie le dolió más la derrota que a ellos, los vi gozar y sufrir, vivir un jonrón que decide un juego, o una injusticia arbitral y también los vi llorar por tener un hijo enfermo en casa sin poder estar allí, por hacernos soñar a miles.

Por increíble que parezca, hicieron a una pila sentirse orgullosos de ser toros, Y es que a partir de esta serie ser un toro significa entrega, pasión, valentía y disciplina. Hicieron que los niños camagüeyanos dejaran el televisor, el tablet, el celular, la computadora y salieran a la calle a jugar pelota, que quisieran ser Segura o Ayala por encima de Cristiano o de Messi.

Cuando se piensa en sus edades, por ejemplo Segura es dos años menor que yo, es que se comprende con exactitud la magnitud de lo que han logrado. Ustedes son muchachos, con cosas de jóvenes que se han empeñado en llegar lejos y contra hombres inspirados nada puede, ni la brujería. Ya ellos eran campeones antes de comenzar el juego del sábado pasado, porque ya se habían ganado el más grande de los trofeos: el cariño de este pueblo.

Por eso cuando algunos colegas, apelando a la objetividad que debe caracterizar al periodista, me recomendaban no mostrarme tan fanático los Toros en las redes, llegué a la conclusión de que era imposible. Seguiré siendo un periodista objetivo en cualquier otro asunto menos con los Toros, porque yo, igual que muchos camagüeyanos, soy orgullosamente un toro más.

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, me gradué con Título de Oro la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el enero 25, 2020 en Mi columna de opinión y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Jorgito, te pregunto, se felicitó a Tapia, porque en las redes no e visto nada publicado

Responder a Arnaldo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: