Archivo del sitio

Breve estancia con emociones fuertes en Dresden

Ayer no pude conectarme y les debía el resumen de la actividad en Dresden…

Aprovecho el viaje para Ausburg, en medio de la nieve, para comentarles de mi breve estancia en Dresden, ciudad de la antigua República Democrática Alemana(RDA), una actividad en la que todos íbamos a lo desconocido, pues esa era la única ciudad de la parte oriental que incluye nuestra gira, gracias a la ayuda de amigos como Marina y su hijo pudimos lograrlo.

En la actividad comenzó hablando el dueño del cine, quien de manera exacta expresó lo que siente por Cuba, y dijo que le preocupaba el tema de la pelicula, pero cuando vio el trailer supo de lo que se trataba y dio la luz verde, “porque en su cine no se proyectan películas anticubanas.

Con esa introducción todo fue más fácil, se proyectó el filme con muy pocas expresiones del público, pero después se desataron una mar de emociones, las compañeras de Cuba si, la señora que le interesó mi relación con los Cinco, la vendedora de productos cubanos que al concluir la actividad nos invitó a compartir en su tienda un té con ron, el esposo que me agradeció por haberle dado fuerza a su esposa discapacitada producto un tumor cerebral, en todas las intervenciones se sintió el amor a Cuba y el sentimiento de que debieron defender más lo que tenían. También mostraron preocupación por los jóvenes cubanos y su manera de pensar.

Al final de la actividad un señor expresó que Cuba era la única luz de esperanza que quedaba en el mundo, y que podíamos dejarla apagar.

La noche concluyó, desafiando las bajas temperaturas en la tienda del Tercer Mundo consumiendo té y puro ron cubano. Dresden nos asustó al principio; pero luego fue muy gratificante, gracias a Marina, gracias al vendedor de <<< que durante una semana estuvo entregando volantes acerca de la película a sus compradores, gracias al cine, en fin gracias a todos los que fueron a compartir conmigo un pedacito de Cuba.