Archivo del sitio

Fernando en Cuba, pero quedan tres

Si, Fernan cumpliste con creces la misión encomendada por tu pueblo, resistir fue la palabra de orden y tú como digno cubano te mantuviste fiel a tus principios. Pequeño le pediste a David su onda y junto a tus cuatros hermanos derribaron al gigante de las sietes leguas que pretendió aplastarlos.
Pero no pudo, porque se les olvidó que por tus venas corren moléculas de sangre aborigen de Hatuey y Guamá haciendo una fuerte reacción con la sangre mambisa de Maceo, Agramonte, Céspedes, Martí, Gómez y otros tantos que a fuerza de machete mostraron al mundo lo que somos. Y por si fuera poco también hay moléculas de sangre rebelde y barbuda, esos jóvenes que guiados por el invicto Fidel triunfaron y levantaron la obra que durante todo este tiempo defendiste. Toda esta fusión reacciona con la sangre de una mujer como Magalis, una de las Marianas de estos tiempos.
Ahora todos sabemos que irás a ocupar la primera trinchera de combate por tus compañeros, en la que ya está tu hermano René, sin dudas dos son más que uno.
Imagino como estará la Rosa más resistente de tu jardín, que hasta en la aurora no dejó de luchar por ti. Aprovecha todo el tiempo perdido, visita tu Latinoamericano, camina el Malecón vive la libertad que quisieron quitarte y tu hasta en el hueco defendiste.
Seguimos en el combate, todavía quedan tres entre las garras del imperio.
Felicidades tío Fernando…

Anuncios