Archivo del sitio

Pasión germinadora de virtudes humanas

Cuando aquel día, en que Gerardo y Adriana grabaron sus iniciales en el tronco de un framboyán casi sin vida, como muestra del amor eterno, no imaginaron que la vida les pondría tal prueba, más de trece años conformándose solo con  oírse por teléfono.

Quién diría que aquella muchacha, estudiante de Química  que cautivó en una parada, al entonces alumno del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, hoy es la mujer de aquel propio joven convertido en un héroe, en una figura de la lucha contra el terrorismo en el mundo. Lee el resto de esta entrada