Archivo del sitio

Hay un nuevo rey en la selva

Desde mi casa, gracias a la magia televisiva, disfruté de un juego de beisbol excepcional, que yo llamaría el llamado de la selva. Aquí el león se quedó sin reinado y cedió el trono a un tigre embravecido, respaldado por un público incondicional, que desde horas muy tempranas, abarrotó el coliseo avileño, donde se efectuó la lucha por la corona.

Los tigres venían hambrientos ,  pues solo se habían alimentado de  leñadores tuneros y alazanes granmenses,  obviamente no se habían saciado,  sin embargo,  los leones al parecer estaban muy maltratados y con menos apetito  pues previo al enfrentamiento ya habían consumido  elefantes y cocodrilos, pero en el último enfrentamiento  habían sufrido muchas heridas, sobre todo en el pitcheo de segunda línea. Lee el resto de esta entrada