Archivo del sitio

Me tomaron el pelo

El mundo comenzó la semana con una noticia, que merece aunque sea un breve comentario, otorgar el Premio Nóbel de la Paz a la Unión Europea es una falta de respeto, cuando oí el notición no lo pude creer, me parecía imposible. Como puede ser que una organización que ha apoyado tantas guerras injustas e imperiales, se alce con tal galardón, esto me demuestra que hasta eso ya es un negocio.

Europa atraviesa por una crisis económica sistémica, y la UE en vez de proteger al pueblo, defiende los bancos y el mercado, aplica políticas de austeridad que solo afectan a los sectores más débiles de la sociedad.

Árbol que nace torcido, no hay diablo que lo enderece, este reconocimiento ha sido desde su nacimiento clasista y capitalista, el año pasado fue Obama, ahora la UE, si Hitler estuviera vivo a lo mejor el año que viene le tocaba.

¿Por que no entregar este premio a personas que verdaderamente sean amantes de la paz? si quieren recuperar credibilidad deberían hacerlo. De haber sabido Alfred Nóbel para lo iban a coger su fortuna, seguramente le hubiera dado un empleo más útil.

Anuncios

Dos hombres y una casa en disputa

Muchas veces, cuando hablamos de democracia, ponemos como ejemplo supremo a la Antigua Grecia, en la que “todos” sus ciudadanos tenían derecho a gobernar. Pero acaso nadie se pregunta quienes eran los privilegiados por estos derechos, tendría un esclavo equivalente oportunidad. Aquello era una especie de “democracia selectiva.”
Situación similar ocurre dos milenios después en Estados Unidos. Un país en el que solo importa el 1% de la población, los millonarios, el otro 99 que se las arregle como pueda. No significan nada las elecciones norteamericanas para los que aun no tienen casas, después que el Katrina devastó poblados enteros hace 6 años, máxime sin este periodo pasaron por la Casa Blanca dos presidentes. ¿Será que estos autotitulados paladines de la democracia son la reencarnación de los antiguos griegos? Lee el resto de esta entrada