Archivo del sitio

Enigmas de un verano

Una familia vacaciona en Santa Lucía, disfrutando de unos días de sol, playa, dominó, Una frase interrumpe el relax: “se acabó el agua”. Alguien dio la luz: ¿reportaron? Ya estaba reportado desde hacía dos días. Luego de varias horas, el nivel de desespero era tal que fueron a las oficinas de acueducto. El reloj marcaba las 4:30 p.m., el funcionario que debía atenderlos está hablando por teléfono, ya no había nadie más en aquel lugar.

4:57 p.m. ¡Al fin colgó! Se dispuso a atender a quienes llevaban cerca de 30 minutos esperando. Se le planteó el problema: no hay agua en la 68. Ellos ya llevaban tres días así, dos casas con una cisterna de solo 2 000 litros, que por demás se filtraba, y un solo tanque para ambas. Lee el resto de esta entrada

Anuncios