La estrategia equivocada contra la familia cubana

Cuba despidió este 9 de marzo el último vuelo chárter al interior del país, ahora las aerolíneas norteamericanas solamente podrán viajar a la Habana, luego de que el 10 de enero el Departamento de Estado anunciara un plazo de 60 días para suspender las rutas a nueve aeropuertos cubanos.

A partir de este 10 de marzo, “casualmente” —lo pongo entre comillas porque no creo en ese tipo de casualidades y precisamente hoy hace 68 años del golpe de estado de Fulgencio Batista que acentuó la necesidad de una revolución profunda en la Isla— , quedará como único destino el Aeropuerto José Martí de La Habana para los que quieran viajar desde los Estados Unidos a Cuba, y por si fuera poco anunciaron nuevas restricciones en el número de viajes.

Todo esto encaja perfectamente en el guión que ha seguido la administración Trump que promedia una medida semanal contra Cuba, supuestamente contra el gobierno, esa es la excusa, la realidad es que afecta transversalmente a toda la sociedad. Algunos analistas aseguran que el mandatario quiere asegurar el voto cubano en la Florida de cara a las elecciones de noviembre, por eso ha apretado mucho más en los últimos tiempos. Una vez más le han hecho creer a Donald Trump que con la línea dura conseguirá sus objetivos.

Para ello hay una fuerte campaña comunicacional, sobre todo en las redes sociales, que busca afianzar esa matriz de opinión. Varios youtubers, entre ellos el autoproclamado “nuevo vocero del exilio cubano” Alexánder Otaola, quien a principio de año convocó a lo que llamó un parón que consistía en cero remesas, cero viajes a Cuba, cero recargas de celular, supuestamente para derrocar el gobierno cubano.

Otaola, floridano y camagüeyano de nacimiento, intrascendente durante sus años en Cuba, también convocó a una caravana de apoyo a las medidas de Trump para la que solo logró una convocatoria, según testigos presenciales de 400 carros (más o menos) en la caravana, a 1.5 personas por carro, da un promedio de 600 personas. Pongamos dos personas por carro, son 800 personas, lo que da un insignificante 0.05% de los cubanos que viven en Miami. Hubiera sido un excelente termómetro para Trump si verdaderamente tuviera interés electoral, particularmente hace rato desestimé esa teoría.

No hay que ser un gran analista para comprender que hoy el proyecto de vida de la mayoría de los cubanos en Estados Unidos es ir y hacer un poquito de dinero allá, mantener la familia en Cuba y después repatriarse, incluso dejan ya hasta sus seres queridos en la Isla y algunos van a Miami y trabajan fuerte por 21 días y luego regresan una semana a disfrutar aquí, tienen casas, carros y hasta negocios aquí.

Sin dudas, ellos son los más afectados, juntos a sus familias. Solo en Camagüey, destino al que volaban JetBlue y American Airline desde que Obama otorgó los permisos especiales, dejarán de entrar como promedio 58 vuelos mensuales que representan 11 000 pasajeros menos.

Para que se tenga una idea de lo que estoy diciendo, Otaola convocó al parón y el primero en violarlo fue su propio mánager, que además tiene una casa en la ciudad de Matanzas y otra en Varadero, esto demuestra lo insostenible de una política de línea dura contra Cuba y los cubanos, que por demás somos muy familiares, lo que demuestra lo mal asesorado que está el candidato a la reelección por el Partido Republicano, que no hace más que rendirse ante una minoría extremista del sur de la Florida pero que conserva mucho poder, acumulado durante 60 años.

Trump pasará a la historia como el duodécimo presidente de lo Estados Unidos que intenta terminar “con la Cuba de los Castros”, y regresarla al gangsterismo, la mafia, la Habana de los prostíbulos y los autos lujosos, los supuestos años de oro de Cuba y como ha sucedido otras veces, estoy seguro que los cubanos, cubanos al fin, se las ingeniarán para seguir viajando al país de sus amores y seguir ayudando a la familia.

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, me gradué con Título de Oro la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el marzo 11, 2020 en Misceláneas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: