Archivo del sitio

Desde la otra orilla

Mucho se habla por estos días de los más de 822 280 millones de dólares que le ha costado a Cuba la política de bloqueo y persecución financiera implantada desde 1960 por John F. Kennedy y ratificada por 11 administraciones de la Casa Blanca, al punto de que hoy la Ley de Comercio con el Enemigo, sustento legal de lo que eufemísticamente llaman embargo, se aplica solo a la mayor isla de las Antillas. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Un espectáculo a lo Trump

Después de cinco meses de revisión integral de la política hacia Cuba, como el magnate presidente Donald Trump le había orientado a las diferentes agencias del gobierno, el pasado viernes 16 de junio armó su carpa en Miami, para realizar el anuncio de revertir la política de acercamiento entre ambos gobiernos que anunciaran los presidentes de Cuba y Estados Unidos el 17 de diciembre de 2014. Un cambio que según varios analistas internacionales y miembros de su propio gobierno van hacia el camino equivocado, incluso la nueva directiva del ahora inquilino de la Casa blanca ha suscitado cerca de 100 reacciones entre representantes y senadores de ambos partidos.

El show del viernes, como algunos ya le dicen en Internet, tenía una escenografía muy interesante, en un ligero paneo que hizo la cámara pudimos apreciar de quienes se hizo acompañar mister Trump en el teatro Manuel Artime de la tristemente célebre Habana Chiquita: el exilio más reaccionario y ultraderechista. Algunas caras me llamaron la atención por ejemplo Ángel de Fana Serrano, líder del grupo Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba, Cary Roque que todavía vive de la historia de haber sido apresada en Cuba por supuestos motivos políticos. Lee el resto de esta entrada

“Trump Triumph” y ahora cómo queda Cuba

intro-movilLa noticia sorprendió a la gran mayoría, “Trump Triumph” fue el titular de varios medios de prensa, tras conocerse que el magnate inmobiliario Donald John Trump logró los 270 votos electorales necesarios para abrir el Despacho Oval. Aunque por esas cosas que tiene la democracia “a la americana” no resultó ser el más votado, tal como pasó en el 2000 con las controvertidas elecciones entre Al Gore y Bush hijo, el perdedor logró la mayoría de los votos del pueblo, pero lamentablemente para la Clinton, esto no decide, sino los votos electorales de cada estado.

Nuevamente el gran ganador de estas elecciones presidenciales fue el abstencionismo, esta vez motivado, por ser estos dos contendientes los más impopulares de la historia, una crisis de representación que pudiera traer consecuencias para el tradicional dominio bipartidista en los Estados Unidos.

El 50% de la población no votó, dentro de estos 75 millones no pudieron ejercer su derecho al voto, unos por no estar inscripto y otros por irregularidades con su documentación. “Bendita” democracia esta, en la que el presidente sale electo con solo un 25% de la población a su favor. Lee el resto de esta entrada

Hablando en plata sobre World Learning

Algunos pudieran pensar que ya se volvió consigna eso de que Estados Unidos, luego del 17D, cambió sus métodos, pero el objetivo sigue siendo el mismo, sin embargo, no es muela ni teque, es la dura realidad. A los más informado debe resultarles conocido el nombre de la Organización “no gubernamental” World Learning con sede en Washington y en Vermont, pues por estos días está en el centro de la noticias generadas desde Cuba.

Aprendizaje Mundial, como es su nombre en castellano, se autopresenta en su sitio web como la ayuda a la próxima generación de líderes mundiales para obtener un mayor sentido de responsabilidad ciudadana, establecer relaciones a través de líneas étnicas, religiosas y nacionales, desarrollar las habilidades y conocimientos para transformar sus comunidades y países.

Esta ONG desde el primero de marzo lanzó una convocatoria para que un grupo de jóvenes cubanos, entre 16 y 18 años de edad, con capacidad de liderazgo, viajaran a Estados Unidos a recibir cursos sobre diferentes temas, dentro de estos aparecen curiosamente palabras claves puestas muy de moda como empoderamiento, democracia, programas de desarrollo, transformación y cambio. Llama poderosamente la atención que estos viajes no tienen vínculo alguno con el Ministerio de Educación cubano.

Los “generosos amigos” de los jóvenes la isla incluyeron también la elaboración de un proyecto final centrado en las actividades a implementar en Cuba, dichas acciones iban a ser monitoreadas por los mismos dueños del dinero, quienes querían saber qué estaban haciendo con su money. Como en tantas otras ocasiones, la principal condición para viajar al Norte fue regresar a la isla y aplicar los conocimientos adquiridos en las lecciones que los profes de la democracia impartieron.

Aplicarían para este curso jóvenes con habilidades para hablar en público, trabajar en equipo, negociar, fomentar consenso, resolución de conflictos, defender los derechos propios, y solucionar problemas. El programa casualmente incluyó temas de participación ciudadana y el desarrollo de liderazgo a través del deporte y el activismo.

Esta estrategia no es original de Obama, ni es nueva tampoco, viene desde el siglo pasado, cuando Allen Dulles en el libro El Arte de la Inteligencia escribió: “Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos y pervertiremos”. Así lo lograron con la antigua URSS y es lo que buscan con Cuba. También la ley Helms-Burton, firmada por Clinton en 1996, establece mecanismos de asistencia y apoyo a individuos y ONG independientes para apoyar los esfuerzos a la construcción de la democracia en Cuba.

Para quienes no lo sepan World Learning es heredera del tristemente célebre grupo Delphi, protagonista de una ola de injerencias en centroamérica, principalmente contra la Revolución Sandinista durante la década de los ochenta.

Estoy seguro que muchos jóvenes que vieron aquí una oportunidad para viajar al país de los sueños, no conocieron que cerca de 40 programas de World Learning funcionan gracias al dinero de la Usaid. La misma organización gubernamental creadora de programas como ZunZuneo, y el envío de emisarios para organizar una rebelión política en Cuba, copy y paste del guión de las primaveras árabes, que poca originalidad.

Sería bueno saber si el programa de preparación para los nuevos líderes incluye llevarlos, allí mismo en el Distrito de Columbia, al Parque de la Sopa por ejemplo, lugar donde acuden los mendigos, los pobres, los que no tienen techos, cuando hay temperaturas por debajo de cero grados, para tomar un caldo caliente brindado por organizaciones de caridad, iglesias, y poder sobrevivir al frío.

Tampoco deben haber conocido lo que es un desalojo, no deben haberle hablado mucho sobre los 11 millones de indocumentados que no pueden regularizar su situación en un país que se vende como la nación de las oportunidades. Para qué hablarles entonces de los 45 mil estadounidense que mueren cada año de enfermedades curables porque su seguro médico no las cubre. Al parecer el programa de aprendizaje no es muy completo y después los muchachos lamentablemente se quedan con lagunas.

Este no es el primer engendro de la CIA, tampoco va a ser el último, todo parece indicar que se multiplicarán, para ello Obama cambió su política el 17D y no por gusto en marzo de este año llamó al pueblo cubano a olvidar el pasado y a construir una nueva relación con su “buen” vecino norteño preocupado por el futuro de Cuba. El reto es grande pero hay que asumirlo, porque hablando en plata, los nuevos “amiguitos” buscan lo mismo, la diferencia es que ahora, como es normal en el cine norteamericano, se quieren hacer los buenos de la película.

Trono en Juego

Se acercan los mejores capítulos de la última temporada de la serie que cada cuatro años se rueda en los Estados Unidos. Quedan solo dos personas en la disputa por llegar a la residencia situada en 1600 Pennsylvania Ave NW, Washington, DC 20500. Esta vez una mujer y un hombre se roban titulares en los medios más importantes del norteño país y más allá de sus fronteras. Lee el resto de esta entrada

Pánfilo no es fácil, pero “Yes we Can”

El pueblo de Cuba recibió a Barack Obama conscientes de las conquistas que no podemos perder, seguros que para avanzar en el proceso de normalización hay que modificar aspectos claves de la política de Estados Unidos hacia la Mayor de las Antillas. Aunque reconocemos la valentía del Presidente al visitar la isla socialista con la generación histórica al mando. Un Obama al que los sectores más conservadores y reacios de la política norteamericana ya tildan de traidor.

Hoy tenemos el gran privilegio de escuchar a Obama reconocer al gobierno legítimo de Cuba y decir que entiende nuestra preocupación de preservar lo que hemos construido a fuerza de sacrificio. Creo que tenemos muchas diferencias y eso todo el mundo lo conoce, pero nuestra historia está cargada de hechos que nos unen al noble pueblo norteamericano y bajo este principio podemos construir una nueva relación con Estados Unidos. Ambos pueblos y gobiernos podemos beneficiarnos de una relación respetuosa entre iguales.

Los cubanos sabemos muy bien, porque lo vivimos durante poco más de 59 años, lo que cuesta plegarnos a sus intereses. Estamos seguros que podemos, aunque permaneceremos vigilantes, no se puede olvidar el objetivo de este cambio. Lee el resto de esta entrada

Las contradicciones de Obama

Existen frases que no por repetidas y conocidas las personas logran interpretar todo lo que abarcan. Una de ellas es la plasmada por Lester D. Mallory, Subsecretario de Estado de Estados Unidos en un memorando dirigido a Roy R. Rubottom Jr., entonces subsecretario de Estado para los Asuntos Interamericanos, el 6 de abril de 1961.

La mayoría de los cubanos apoya a Castro el único modo previsible de restarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba una línea de acción que, aun siendo lo más mañosa y discreta posible, logre los mayores avances en privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirles sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno. Palabras de Mallory que Eisenhower y los siguientes gobiernos norteamericanos, republicanos y demócratas, han aplicado sin distinción. Lee el resto de esta entrada