No son cosas de juegos

La juventud haciendo historia, con la bandera en sus manos.
Por el amor a la patria cubanos, con más estudio y trabajo.
Todo por la Revolución.
Todo por la Revolución.
Di tú si no di tú, ahora le toca a la juventud.
Van Van

Foto: Leandro Pérez Pérez/Adelante

 

En la Cuba actual conviven mayoritariamente tres generaciones, la que dio la luz al proceso revolucionario, que asaltó el Moncada, subió la Sierra y bajó con la tiranía derrotada. La segunda son los hijos de la revolución y estos tuvieron la misión de hacerla crecer, una tarea bien compleja, pues la construcción de un proyecto de nación tan ambicioso como el nuestro no ha sido una tarea cómoda. La tercera es la mía, la de los jóvenes actuales con desafíos iguales de complejos que nuestros padres y abuelos.

Nosotros somos los hijos del periodo especial, los que no conocimos la Cuba próspera de los años `80, la de la supuesta pérdida de valores, la de las transformaciones de la educación, los Profesores Generales Integrales y la batalla de ideas. La generación que en muy poco tiempo nos tocará asumir un desafío que a veces cuesta trabajo entender su magnitud. El futuro que desde hace años se viene diciendo que está en manos de la juventud, ya es presente. Lee el resto de esta entrada

Conversando sobre Scrabble con Stevens

Por estos días Camagüey se convirtió en la capital mundial de los deportes mentales, el Centro de Convenciones Santa Cecilia, acogió a una buena parte de los mejores exponentes cubanos e internacionales del Go, el Scrabble, el Bridge, la Dama, el Ajedrez durante la Conferencia Internacional de estas disciplinas, organizada por la Universidad Ignacio Agramonte Loynaz.

En este evento capturé a Miguel Stevens Gómez, quien lleva diez años en el grupo Cuba-Scrabble y actual campeón de Cuba, además de que en su cuenta hay un bronce mundial. Lee el resto de esta entrada

(Re)pasadores

tomada de Cubadebate

Tomada de Cubadebate

Hace unos días iba de regreso a mi casa y me llamó la atención una gran concentración de motorinas, “bicicletas paseo” y otras igualmente caras al frente de una casa particular, enseguida me picó el bichito de saber porqué en ese lugar se daba tal escena. Cuando me acerqué comprendí que trataba de estudiantes y el sitio era una casa donde se repasaba para las pruebas de ingreso. Como periodista, allí mismo empecé a cuestionarme algunas cosas que vinieron a mi mente.

No tengo nada en contra de los repasadores particulares, pues en mis tiempos de estudiantes no me llevaba muy bien con las matemáticas y tuve más de uno en esa materia. Lee el resto de esta entrada

¡Tabaqueros! preparen….

Nos recibieron con un aplauso a lo tabaquero, golpeando con sus chavetas sobre el vapor, sin embargo no perdieron la concentración en lo que estaban haciendo. Sus habilidosas manos se movían rápido, cogían de aquí y de allá hasta lograr rellenar la tripa, luego la llevaron al molde y cuando tenía forma, entonces comenzaron a vestirlo. Parece complejo, pero ellos lo hacen fácil, los más avezados entregan al concluir el día entre doscientas y trescientas unidades, un ritmo de trabajo que les permitirá cumplir al concluir este año el ambicioso plan de nueve millones de tabacos.

No se trata de la Cohíba, tampoco de la Partagás, pero la Fábrica de Tabacos Rolando Valdivia Fernández de Florida no se siente menos, sus 90 torcedores, al cierre de febrero, habían entregado ya 876 mil 500 puros y sus pronósticos indican que pueden llegar hasta 10 millones de tabacos. Lee el resto de esta entrada

Un doble nueve con Antonio Guerrero

Fotos: Orlando Durán Hernándezdsc_2475

El partido de dominó estaba pactado para las nueve de la noche, luego de un intenso día de actividades. Iba a ser una especie de revancha, pues ya le había ganado en el ajedrez.

Esta vez, como técnica de distracción saqué la grabadora y como el periodista nunca se quita su traje, con ella sobre la mesa, mientras jugábamos, filosofamos un poco y además tratamos, desde aquella mesa, de arreglar el mundo. Mi contrincante, Antonio Guerrero, tampoco cedió terreno, sin embargo yo gané estas líneas. Lee el resto de esta entrada

La hija bastarda de Almagro

almagroInmediatamente se corrió la noticia, “el gobierno comunista de la Habana”, “la dictadura” impide que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) viaje a la Habana para recibir el Premio Payá, y detrás todo un andamiaje ya precocinado para acusar a la isla de cuantas cosas pasen por la mente de estos “señores de la democracia”.

Este Premio es el invento mejor logrado del grupito de Rosa María, hija de Osvaldo Payá quien hace unos años muriera en un accidente del tránsito y fuera presentado como un mártir y víctima de la violencia represiva del régimen. La Payá y los tres o cuatro gatos que la acompañan actúan bajo la cobertura de la falsa ONG JuventudLAC, la famosa Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia que quedó huérfana en el IV Foro de Jóvenes de las Américas, cuando la derecha juvenil del continente intentó institucionalizarla dentro de la OEA y los cubanos junto a otro grupo de jóvenes de izquierda que allí estábamos logramos frustrar esas intenciones. Lee el resto de esta entrada

Una juventud encontrada

55-ujcHace unos días escuché a dos personas decir: por mucho que digan que no, la juventud está perdida. Esta architratada frase no es nueva, al parecer se ha repetido por siglos y a todos los niveles de la sociedad, tal es así que en 1953, el intelectual cubano Jorge Mañach dijo algo parecido. La juventud cubana está perdida, solo les interesan las fiestas y los bailes, se preguntaba entonces dónde están los Céspedes y los Agramontes. Tres meses después la respuesta llegó, un grupo de jóvenes asaltaba el Cuartel Moncada, era el resurgir de la caballería mambisa que pedía Mañach.

Pero hoy no son tiempos de probar a la gente en el Moncada, ni de escalar cinco veces la Sierra, tampoco de ir a Angola o a Etiopía a jugarse la vida como tantas veces hicieron nuestros tíos, padres y hasta abuelos. Alguien me comentó una vez que los jóvenes de hoy son tan o más revolucionarios que los de su época, pues la propia efervescencia que existía antes los enrolaba y además no tenían tantas preocupaciones que no fueran la de aportar al país.

Lee el resto de esta entrada