Archivo del sitio

A un año del sueño de los Toros

Era la tarde del viernes 25 de enero, por esas casualidades de la vida hace un año exactamente hoy, en aquella oficina, a pesar de que habían cuatro personas más, solo hablaban dos, dos amantes del béisbol, dos guajiros, uno de Mamantuabo y el otro de Palmira. Tapia y Borroto soñaban como echar a andar la pasión de muchos camagüeyanos, su equipo de pelota, porque pese a los malos resultados, la gente nunca perdió la esperanza. Luego de cuatro horas de conversación, de sueños y de realidades, era un hecho el regreso de El Jerarca.

Como viejo lobo, Borroto fue a buscar la ciencia, no podía ser en otro lugar que en la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Camagüey. José Ignacio, Luciano y otro grupo de doctores comenzaban a concretar lo que hasta ese momento eran ideas. Luego de varias semanas de preparación las paredes del bar Panorama, en el Hotel Puerto Príncipe, fueron testigos de como se realizó la integración de Los Toros, decisiones valientes, mover posiciones y atletas ya establecidos por años a la larga no faltaron.

Era el comienzo de la historia de estos nuevos Toros, los muchachos que acercaron al Coloso del Casino a gente que no tenía idea de lo que era un juego de pelota. Gente que veía a cientos gritando al mismo tiempo, y no tenía ni la menor idea de lo que se vivía allí, que no tenia la menor idea de quien era cada cual, ni que significaba cada letra de la pizarra mecánica del Cándido, pero decía Camagüey Campeón.

Y es que este equipo lo hemos visto llegar allí, crecer. No nos apuramos, esperamos; no trajimos a nadie de otra provincia, formamos talento; no alardeamos, fuimos juego a juego, hasta que los sin nombres, los que nunca habían clasificado para la postemporada, los, según algunos, decepcionantes, se metieron en la discusión del título de Cuba. No llegaron allí de casualidad, fue el resultado de ser el equipo más estable de la contienda. Porque ganaron los juegos que tenían que ganar, porque fueron barridos y se levantaron, porque cuando alguno bajaba en su rendimiento, el otro asumía el rol de líder.

Aprendí que los peloteros no son máquinas. Son seres humanos que practican un deporte, que sufren cada error o ponche. A nadie le dolió más la derrota que a ellos, los vi gozar y sufrir, vivir un jonrón que decide un juego, o una injusticia arbitral y también los vi llorar por tener un hijo enfermo en casa sin poder estar allí, por hacernos soñar a miles.

Por increíble que parezca, hicieron a una pila sentirse orgullosos de ser toros, Y es que a partir de esta serie ser un toro significa entrega, pasión, valentía y disciplina. Hicieron que los niños camagüeyanos dejaran el televisor, el tablet, el celular, la computadora y salieran a la calle a jugar pelota, que quisieran ser Segura o Ayala por encima de Cristiano o de Messi.

Cuando se piensa en sus edades, por ejemplo Segura es dos años menor que yo, es que se comprende con exactitud la magnitud de lo que han logrado. Ustedes son muchachos, con cosas de jóvenes que se han empeñado en llegar lejos y contra hombres inspirados nada puede, ni la brujería. Ya ellos eran campeones antes de comenzar el juego del sábado pasado, porque ya se habían ganado el más grande de los trofeos: el cariño de este pueblo.

Por eso cuando algunos colegas, apelando a la objetividad que debe caracterizar al periodista, me recomendaban no mostrarme tan fanático los Toros en las redes, llegué a la conclusión de que era imposible. Seguiré siendo un periodista objetivo en cualquier otro asunto menos con los Toros, porque yo, igual que muchos camagüeyanos, soy orgullosamente un toro más.

José Manuel Cortina en Camagüey, un verdadero cortinazo

Más de 970 victorias en series nacionales tienen los pitcher que ha hecho, además de que 12 de los lanzadores con los que ha trabajado sobrepasan las 100 victorias, y por si fuera poco hace solo unos días el as de los Yankees, Mariano Rivera, dijo que mucho tenía que agradecer a este entrenador cubano. Sin embargo, por esas cosas que nadie entiende nunca ha sido llamado a un equipo Cuba.

Mientras la preselección que iniciará la ruta en busca del boleto olímpico entrena en la Habana, para suerte del beisbol en esta provincia, y quizás para desgracia del béisbol cubano, el talento de José Manuel Cortina se enfoca ahora mismo en recuperar el brazo de otro José, su tocayo Pepe Ramón Rodríguez como misión principal, aunque trabaja también con el zurdo Pedroso, joven de excelentes condiciones que regresa luego de haber cumplido con el servicio militar, y con Carlos Pérez. Lee el resto de esta entrada

Otro toque de Ulacia y su deseo de jugar en la MLB

El “uno” de los equipos Cuba, para muchos quien mejor ha dominado la técnica del toque de bola en la pelota nacional, Luis Ulacia, de los grandes primeros bates que ha pasado por el béisbol cubano, se volvió a poner el traje de pelotero. Esta vez no salió a la grama del Cándido González, estadio que tantas veces le aplaudió sus jugadas, sin embargo, volvió al cajón de bateo; no creyó en los lanzamientos difíciles, en preguntas en curvas y slider sobre el presente y futuro del pasatiempo nacional. Una vez más Ulacia supo esperar su bola y conectar, como siempre lo hizo madero en mano, imparables respuestas. Lee el resto de esta entrada

Respiración boca a boca para el béisbol cubano…

MLB

El Bloqueo impide a la MLB contratar jugadores que vivan en Cuba, por ello son obligados a abandonar la isla.

Hace mucho tiempo se veía venir la crisis del béisbol cubano, ninguna potencia por muy fuerte que sea resiste tanto tiempo de hemorragia interna y externa, porque se desangra. Las deserciones se han hecho comunes y son cada vez más los peloteros que deciden probar su talento fuera de Cuba.

La ofertas son millonarias y a veces se vuelven más que tentadoras, para alguien que cobra 1000 pesos cubanos todos los meses, una oferta de 3 o 4 millones de dólares en ligas menores o más de 35 millones en las mayores se vuelve un tanto irresistible. Más cuando sabemos que ya hoy, aquellos que les enseñaban un cheque en blanco  y no abandonaban su camiseta, son los menos. Lee el resto de esta entrada

Industriales y sus payasadas: ¿invisibles ó intocables?

Mira que nos desgastamos hablando por nuestros medios de formación de valores, beisbol-industrialesdel uso correcto del uniforme escolar y de la necesidad de que ciertos personajillos con influencia en los jóvenes formen, en vez de deformar, conductas.

En nuestra televisión sobran los spot educativos que abordan el tema del uniforme escolar, la disciplina, los dirigentes estudiantiles tienen una lucha constante por hacer la consciencia que hasta en la calle, fuera de nuestros centros educacionales lleven la camisa por dentro. Lee el resto de esta entrada

¿Habrá terminado la maldición gitana?

Yulieski despertó y se convirtió en el jugador más valioso del torneo.

Yulieski despertó y se convirtió en el jugador más valioso del torneo.

Fui uno de los que al inicio criticó bastante este equipo, afortunadamente la vida me dio la razón, Víctor tenía que hacer jugadas, poner en práctica el juego chiquito que lo caracteriza y aprovechar la más mínima oportunidad que tuvieran para hacer carrera. Lo cierto es que después de perder los dos juegos iniciales, la nave tricolor le entró gasolina nueva y triunfó en cinco combates consecutivos.

La mejor jugada a la ofensiva en todo el torneo, del equipo cubano, fue la del infield hit de José Dariel Abreu, quien combinó con una excelente corrida de Yulieski Gourriel, que anotó la de la ventaja, sin restarle importancia al imparable de Pestano que trajo la cuarta y posibilitó que Norberto trabajara con más calma en el noveno. Lee el resto de esta entrada

¿Qué se creen los dirigentes del béisbol cubano?

¿Qué se creen los dirigentes del béisbol cubano? Acabo de conocer la no presencia de Alexander Ayala en la preselección de los 77 jugadores, con miras al Tercer Clásico Mundial, un bateador que a pesar de ser torpedero tiene unos números ofensivos de otro planeta, además de ser defensivamente el short stop que más terreno cubre dentro de la pelota cubana actual.

Ayala, con el tercer average más alto, dentro de los torpederos involucrados en la Serie Nacional de Béisbol (0.333) bateó mucho más que quien se perfila como el torpedero regular del equipo Cuba Erisbel Arruebarruena, este camagüeyano solo bateó por debajo de Yordan Manduley y Guerrero.

¿Qué tiene que hacer Alexander Ayala para que lo lleven al Cuba? el año pasado en el Challange  de Canadá fue el cubano que más bateó, y sin embargo nada del Cuba grande, al parecer por fatalismo geográfico, ojalá no pase lo mismo con William Luis.

Este otro camagüeyano merece las palmas, realmente ha hecho la hombrada, se ha vestido de grande y está ganándose un puesto para Harlem.